Fuego

Posted by Blogger on 5:50 PM
Entre la negligencia y el crimen: esos son los dos extremos en que se mueven las causas de los incendios que padecemos en los últimos días.

Parques nacionales, plantaciones forestales y frutícolas, helicópteros, viviendas de agricultores y empresarios, camiones madereros, viviendas de obreros, motonetas de Carabineros, buses del Transantiago, plantas industriales

La lista, desgraciadamente, se engrosará en el futuro con tan variados elementos combustibles como locales comerciales y bancarios, liceos y universidades, autos y camionetas, fotos y libros, documentos y registros, fundaciones y Ongs, cuarteles policiales y policías, y así sucesivamente, todos objetos escogidos por los variados pirómanos ya en el pasado.

El fuego arrasa con la materia, pero no la hace desaparecer. La deja en tal estado de postración que la contemplación de troncos quemados y de fierros retorcidos, de palos chamuscados y de enseres destrozados, produce una gran sensación de desesperanza.

Detrás de todo lo que ha sido intencionalmente quemado   -o al menos incendiado como producto de la negligencia-   estaba el proceso completo de la vida. O por el simple desarrollo de la naturaleza de acuerdo al plan de Dios o por la capacidad cocreadora de la especie humana, todo lo real, todo lo existente hablaba tanto del pasado como del futuro y del progreso. Muchas veces, además, la belleza envolvía y presentaba todo el bien que esa realidad contenía.

Ahí, a esa vitalidad esperanzada y bella, buena y creativa, apunta el pirómano.

El pirómano  -se vista de la seda que quiera: de indigenismo, de anarquismo, de liberacionismo, de anticapitalismo, de antiimperialismo, de indignación-   pretende ser, ante todo, un aniquilador. Busca acercar todo lo real a la nada: al polvillo estéril, a la ceniza asfixiante, a la temperatura inhabilitante. Quiere matar la esperanza.

Chile se enfrenta ahora a una nueva especie de malvados. Detenerlos  -en los dos sentidos de la palabra-  es un imperativo urgente, para el Estado, para la sociedad.

Categories: