Buen verano

Posted by Blogger on 10:06 AM
A pesar de todos los atractivos que vienen desde fuera, el período de vacaciones de verano es una época muy propicia para trabajar la existencia hacia adentro.

En primer lugar, para afianzar la vida matrimonial y familiar. Son días en que se pueden desplegar  -mucho mejor que durante el año laboral-   unos ojos bien abiertos, unos oídos atentos y una boca dispuesta a hablar cuando corresponda.

Hay que fijarse bien desde el primer día en las personas con las que se forma familia, en cómo están, en qué necesitan.  En buena medida el descanso estival dependerá de una actitud centrada en los demás y algo ausente respecto del propio yo. 

Esa misma orientación permitirá descubrir y cultivar nuevas amistades   -ya fuera de la propia familia-  sorprenderse ante los dolores ajenos que no se conocían, cambiar de actitud frente a una persona a la que se había rechazado y a la que ahora se podrá conocer mejor.

Es tiempo, también, de un mejor desarrollo cultural. Será ocasión de organizar alguna conversación o ciclo artístico o de pensamiento, histórico o espiritual, que ayude a mejorar el nivel de los asistentes y que, de paso, les ayude a combatir el embotamiento en que muchos veraneantes caen.  Resulta especialmente apasionante intentarlo con jóvenes, movilizarlos hacia unaŠ formación cultural gratuita y de calidad.

Así, de paso, se contribuirá a mejorar el nivel humano en todas las personas, demostrando que no es cosa definitiva el deterioro del lenguaje, la chabacanería en la presentación personal, la banalidad en los temas de conversacion, el despilfarro del tiempo, etc.

Para los creyentes, todo lo anterior si está bien fundamentado en una relación personal con Dios, será ocasión también de su propio desarrollo integral.

Por supuesto que todo depende en buena medida de una adecuada planificación de los días de descanso: el lugar, la duración, los tipos de actividades, un horario que contemple ordenadamente las diversas posibilidades, las visitas a lugares culturales, el deporte, un adecuado uso de los bienes y del dinero, etc., son factores que cualquiera puede analizar y prever.

No se trata de una planilla excel; se trata del sentido común.

Gonzalo Rojas Sánchez 
Categories: , ,