¡Qué atroz!

Posted by Blogger on 10:50 AM
Me lo ha dicho reiteradamente un buen amigo, y mientras más lo pienso, más razón parece tener:

"Durante la UP, los chilenos de orden y trabajo   -afirma-   veían el modo en que les estaban destrozando el país debajo de sus narices; se asomaban a la ventana de sus oficinas y a las puertas de sus facultades y casas, y tenían la agitación y la violencia, el sectarismo y la ideologización, el odio y la descalificación delante de sus ojos; los noticiarios de Tv así lo reflejaban cada noche; los programas de discusión eran del más alto rating; hoy  -sigue mi amigo-  nada de eso pasa: los profesionales más destacados, las dueñas de casa ABC123, los estudiantes de muchas universidades, viven, estudian y trabajan en zonas de la ciudad en que poco y nada pasa, las lacrimógenas no llegan, las piedras sólo están en el jardín, no hay gritos estridentes; los noticiarios televisivos no interesan, porque obviamente se refieren a delincuencia y a desastres naturales, a trasplantes y a accidentes; por eso, cuando a veces hablan del tema, casi nadie los ve; sólo Tolerancia Cero consigue rating, sólo Carlos Peña genera interés; pero también pasa, con frecuencia, que esas fuentes de información son abandonadas, porque, ya está bueno de ver a esos pesados, de leer a ese insolente  -afirman-   y, entonces, ni siquiera por esa vía se informan."

Hasta ahí mi amigo. Certero, ¿no?

Por eso resulta tan difícil construir instancias en que pueda afrontarse la delicada situación del país; por eso a quienes se les despierta el bichito del liderazgo, les entra pronto una somnolencia integral.

Todo parte por mejorar la atención de la gente a las buenas fuentes de información. Todo comienza por tomar conciencia. Sin adecuada sensibilidad sobre la gravedad de la situación nacional, lo más que se podrá conseguir es que alguien diga, ¡qué atroz!
Gonzalo Rojas Sánchez

Categories: