Miguel Ángel Solar, de 1967 a 2012

Posted by Blogger on 12:39 PM


      Tiene ya 68 años el hombre que encabezó la toma de la Universidad Católica de Chile, haca casi 45 años, el 11 de agosto de 1967.

        No había cruzado una palabra nunca antes con él. Y, por cierto, tenía grabada en mi memoria y en mis convicciones su imagen rupturista La sigo teniendo, pero de un modo muy diverso.

   Miguel Ángel Solar es historia de Chile en cuanto presidente de aquella FEUC y es presente en Chile en cuanto abnegado médico con largas décadas de ejercicio en comunidades rurales e indígenas de la Novena región.

   Asistió invitado a un debate sobre Gobierno universitario: era la estrella en torno a la cual debíamos girar Alfredo Jocelyn-Holt, Noam Titelman (actual presidente de la Federación) y el suscrito. Todos esperábamos de él tanto la defensa de aquella ruptura histórica como la promoción de criterios para la actual contingencia.

  Más de 350 estudiantes miraban al ícono, al casi Cohn-Bendit chileno.

   Unos pensábamos que sería hueso duro de roer, ya que nunca hemos compartido su acción del 67; otros venían a beber de sus experiencias para potenciar unas consignas estudiantiles cada día menos vitales.

      Sorpresa total para todos.

      Miguel Ángel Solar inició su intervención citando un texto de Jaime Guzmán E., con el que dijo estar en completo acuerdo y, después, se explayó en una serena y lúcida defensa del trabajo comunitario y participativo en la medicina rural. El gobierno universitario apareció marginalmente, casi como cuestión de otro foro.

Consultado al final sobre si animaría o no a los actuales estudiantes a repetir una toma, fue aún más sencillo y claro. ³Dejé de ser dirigente estudiantil hace más de 40 años², acotó, y agregó que por favor no lo invitaran a la conmemoración de los 45 años de la toma; que él prefería invitar a Titelman a Temuco, porque ³la Católica necesita conocer Temuco también.²

Estupor completo.

       Nos habíamos encontrado con un hombre maduro, servicial, cordial, ponderado, alejado de las consignas del cogobierno y de la democratización.

   Es lo mismo que le pasa a todos aquellos dirigentes que se incorporan después a la vida universitaria propiamente tal y que, una vez convertidos en jóvenes profesores, entienden a cabalidad la necesidad de custodiar y desarrollar formas jerárquicas de gobierno académico.
Gracias Miguel Ángel Solar; no nos vemos en agosto.
Categories: