Las otras cascadas

Posted by Blogger on 9:16 AM


La magnífica intervención de Lucía Santa Cruz sobre el momento presente y las proyecciones del eventual gobierno Bachelet, ha suscitado gran adhesión.

Se puede compartir lo afirmado por la expositora en un 80 a 100%, pero es imposible para cualquier partidario de una sociedad libre y responsable considerar que la señora Santa Cruz ignora la materia o falsifica la realidad.
 
Lo sorprendente no es entonces el grado de adhesión que suscita el texto, sino el enorme porcentaje de estupefactos ante la primera lectura de la presentación. Muchas personas han reaccionado primariamente así: ¿De dónde sacó todos esos datos? ¿Es efectiva esa amenaza? ¿No se le habrá pasado la mano al profetizar tantos y tan graves daños para Chile, si la Concertación y el PC ganan con su candidata?

Ese clima mental y vital de casi completa estulticia, se da en muchas personas por la confluencia de tres factores:
 
-el embotamiento que ha producido en tantas conciencias el disfrute de bienes materiales que se piensa nunca dejarán de estar disponibles;
 
-la carencia de lectura y formación en temas humanistas, lo que impide tener sensibilidad para las dimensiones más profundas de los acontecimientos;
 
-la molestia completa con los propios partidos, sin que haya voluntad concreta de rectificar esa situación mediante compromisos personales.
 
El texto de la señora Santa Cruz obliga a generar todo un movimiento en cascada para revertir esa situación. Quizás ella ha sido la dinamita que ha detonado el movimiento de las aguas, pero a otros nos corresponderá ahora irlas conduciendo nivel por nivel.
 
¿Cómo?
 
Hacen falta decenas de presentaciones para públicos hoy completa o parcialmente capturados por la triple dimensión antes referida, pero que parecen haber han comenzado a sentir el estallido de sentido que tienen las palabras de la expositora.
 
Directores de Colegios particulares, emprendedores de todos los niveles, dirigentes de Colegios profesionales, de asociaciones gremiales y de ONGs, directores y editores de medios no dependientes de las izquierdas, parlamentarios, alcaldes y concejales de la Alianza: a todos ellos  -y a otras instancias similares-   hay que darles a beber de estas aguas claras, para que, en cascada, bajen después a sus alumnos, clientes, proveedores, asociados, afiliados, socios, lectores, electores, y así sucesivamente.
 
Si no se hace ahora, desde el 16 de diciembre, habrá que hacerlo con algo de atraso, ya desde marzo.
 
Porque, como le decía esta semana un profesor universitario desde la mirada de la izquierda a sus atentos alumnos: ³Ya el 12 de marzo tenemos que estar en la calle; no podemos esperar más.²
 
Y nosotros, ¿hasta cuándo vamos a esperar para tomar conciencia de eso?

Gonzalo Rojas Sánchez