Regalo para candidatos

Posted by Blogger on 6:09 PM with No comments
Más de 12 mil postulantes a concejales y alcaldes se han inscrito pocas horas atrás. De la vida y milagros de cada uno de ellos en los próximos tres meses -campaña se llama, es decir esfuerzo en descampado- depende en buena medida el resultado de sus aspiraciones frente al electorado.

Pero está en juego también otra cosa: la consolidación en esas personas de unos hábitos sanos, de servicio, constructivos, o por el contrario, la ratificación en algunos candidatos de modos de proceder turbios, deshonestos e incluso perversos.

Dime qué tipo de candidato fuiste y te diré que laya de concejal o alcalde serás; eso de que lo importante es ganar, de cualquier modo, para llegar al poder y hacer entonces el bien, es una simple falacia psicológica, moral y conceptual: el que miente y roba buscando votos, después miente y roba gobernando comunas.

Ciertamente hay tipos que en esta campaña no van a modificar sus corruptos procederes anteriores, esas actitudes con las que han desarrollado la tarea municipal que se les encomendó años atrás o con las que han emprendido actividades privadas de dudosa reputación. Esos sujetos están en todos los partidos y son los sospechosos de siempre: hay tres meses para desenmascarar su doblez, cosa que en algunos casos está ya en manos administrativas o judiciales; en otros, le corresponderá al público y a la prensa sacar los billetitos al sol.

Pero, afortunadamente, son pocos, ya que existe esa otra enorme masa de personas simples y buenas que son candidatos porque realmente quieren servir. A ellos, la admiración, la gratitud -el apoyo electoral si es que nos convencen como los mejores- y, desde ya, un regalo: cinco consejos para que practiquen la prudencia, virtud rectora de todo el actuar humano y, muy especialmente, de la acción pública.

Si quieren ser candidatos prudentes, le pedirán consejo a personas de experiencia en su comuna.

Si quieren ser candidatos prudentes, estudiarán en serio los problemas comunales y sus eventuales soluciones.

Si quieren ser candidatos prudentes, buscarán para sus equipos de campaña a gente sana y limpia, que combine un 5% de marketing, con un 20% de sacrificio, con un 25% de creatividad y con un 50% de convicciones fundamentales.

Si quieren ser candidatos prudentes, recordarán cada noche al acostarse que el fin de su campaña es el servicio y se preguntarán en qué pudieron desviarse de esa noble aspiración en el día que termina.

Si quieren ser candidatos prudentes, pedirán perdón muchas veces durante estos tres meses, darán las gracias sinceramente y corregirán con perseverancia, hasta el último día, lo que pudiera significarles una victoria en las urnas y una derrota en sus almas.

Si quiere, regale estos cinco consejos, para que el candidato los ponga en la primera página de su manual de campaña.