¿Qué pasó en Punta de Tralca?

Posted by Blogger on 10:11 AM with No comments
Buenas cosas, casi todas, las que tuvieron lugar en Punta de Tralca dos fines de semana atrás, en el II Congreso doctrinario de la UDI.

Ante todo, la asistencia de unos 400 a 500 dirigentes de las más variadas regiones y sectores sociales. Pero, por otra parte, la comprobación de que algunos de ellos -ojalá apenas una pequeña minoría- llegaron a la UDI una década atrás sólo cautivados por la vorágine lavinista del poder; por eso, de doctrina y de estilo, saben muy poco. Frente a ellos, hay una mayoría que conserva sus convicciones, pero a la que le ha faltado, eso sí, capacidad de formar a esa minoría y conducirla hacia la necesaria homogeneidad del proyecto.

Por otra, la exposición del profesor Enrique López, quien marcó los puntos principales de la inspiración cristiana de la UDI (mientras que Lavín, minutos antes, había afirmado que lo distintivo del partido era la búsqueda de la superación de la pobreza). López fue rotundo para afirmar que esa inspiración, en lo susantivo, significaba tener una inteligencia elevada (no necesariamente una fe teologal), un sentido enérgico de la justicia, una defensa permanente de la subsidiariedad y una sujeción estricta a los principios, cambie como cambie la realidad, justamente porque sonŠ principios.

Mientras hablaba, esa minoría que no entiende más que de pequeñas poderes, abandonada el salón cansados de teoría, pensaban.

En tercer lugar, las comisiones. Al menos una, por experiencia propia, fue notable: la de Libertad y compromiso con los valores. Ahí todos los oradores sin excepción insistieron en la necesidad de afirmar el rumbo de la UDI, en recuperar la musculatura moral e intelectual que la caracterizaba, en fin, en centrar toda la doctrina -como ha sido siempre- en la promoción y defensa de la dignidad humana y sus expresiones en la vida, la familia, el trabajo, la sexualidad, la relación con la naturaleza, etc. Sólo dos parlamentarios estaban presentes en esta comisión, y no había alcaldes

Punta de Tralca dejó un sabor agradable, de recuperación de lo más valioso; pero a los pocos días, una mala noticia: la desvinculación del senador Arancibia con su candidatura y la curiosa promoción (ya desde hacía semanas por los medios y por las encuestas) de la postulación de Joaquín Lavín por la V Costa.

¿De cuál UDI hablamos entonces?
Categories: