Esa simple disyuntiva

Posted by Blogger on 2:48 PM
       Hay cosas que son simples. Y el corazón humano las entiende así. Por eso, bastan pocas palabras para expresarlas.
       Una de ellas, la más simple, es que si Dios existe, nos ama.
       La otra, la contraria, es que si Dios no existe, el amor es sólo un producto nuestro.
       Resuélvase la disyuntiva, porque a nadie le gusta renegar del amor, vivir sin amor, pedir no ser amado, declarar que no quiere amar.
       En ese contexto, por lo tanto, tenemos sólo dos opciones: o reconocemos el amor como una fuerza divina que podemos recibir y divulgar, o lo miramos sólo como una potencia propia, autónoma, dependiente de la condición humana.
       Cuántas dudas surgen, cuántas lágrimas se derraman por el camino, cuántas vidas se frustran por no acertar.
       ¿Qué amor estamos dispuestos a reconocer?
       ¿El todopoderoso del Niño Dios o el débil y falible del hombre moderno?
       Todas, sí, todas las vidas humanas, dependen de esta simple disyuntiva.

Categories: