A seleccionar

Posted by Blogger on 9:58 AM
       Por fin, Bielsa entregó su nómina; de los 30, quedarán 23 y, de éstos, sólo 18 estarán convocados a cada partido, aunque máximo 14 podrán jugar; de ellos, sólo 11 serán los titulares.
       ¡Qué alivio ver que así se ratifica la selección como un proceso propio de toda sociedad civilizada!
       Alivio, porque cunde en nuestros ambientes una ideología del igualitarismo mediocrático, disfrazada de equidad. Algunas de sus señales más evidentes son la limitación impuesta a la selección en la enseñanza básica, la cooptación de candidaturas en muchos partidos políticos y el proyecto de ley sobre no discriminación en trámite parlamentario.
       Paralelamente, cada vez que logra liberarse de esa neblina, la sociedad defiende su derecho   -su deber-   de seleccionar, como una facultad meritocrática imprescindible.
       Si ha de cambiarse la PSU, es para seleccionar mejor; si ha de alterarse el sistema de Alta Dirección Pública, es para seleccionar mejor; si hay una causa noble dentro de las Universidades, es darle mayor transparencia y rigor a la carrera académica y a la promoción de ayudantes, para seleccionarlos mejor.
       Es cierto que en el otro extremo de la buena selección, en simetría con la falsa igualdad, está el pitutenshaft, mecanismo consolidado en ambientes públicos y privados. También contra esa práctica   -no ciertamente germánica, pero sí disfrazada de primermundismo- debe luchar la sana tendencia a seleccionar con método, rigor, racionalidad y publicidad.
       Ah, y de paso, se puede derrotar así al darwinismo social, tan erróneo en sus presupuestos como nefasto en sus consecuencias históricas.