Se va enredando, enredandó

Posted by Blogger on 12:21 PM
Se supone que en el Ministerio del Interior tienen muy claro cómo se va a complicar la situación de seguridad ciudadana en los próximos días. Y, de paso, cómo se consolidará la imagen pública de una sociedad movilizada contra el gobierno.

Si lo tienen claro, no les sorprenderá que las fuerzas sociales estén tramando las diversas hebras de su ideologizado descontento en una madeja bien difícil de desenredar.

Por una aparte, los ecologistas profundos y los ambientalistas sentimentales ya han logrado una plataforma de la que sólo puede esperarse agudización de los métodos agresivos (señalados por los primeros) y crecimiento en número (en los segundos).

A ellos se irá sumando   -aunque con un periodo acotado a sólo tres semanas por el inminente fin del semestre-  la movilización estudiantil, que no acepta ser segunda en importancia de nadie, porque ya se sabe, "la juventud es el futuro de Chile."

Y saldrá el Movilh a las calles, porque sea cual sea el proyecto de vida en común que presente el Gobierno, aquellas poderosas fuerzas siempre lo considerarán insuficiente.

Se está reactivando también la protesta indigenista y en la medida que ese movimiento reciba señales radicalizadas desde el sur, tomará nuevas fuerzas en Santiago.

Ah, y mis niños, Los de Abajo, privados ilegítimamente de asistir al estadio   -pocas veces se ha visto algo más ridículo que "un estadio seguro", pero sin hinchas dentro-   ya han comenzado a protestar.

No faltarán las militancias socialista y comunista, impulsadas por la necesidad de no quedarse sin presencia, las que bajo la simbólica exhumación de Allende pedirán justicia (dinero, por cierto) para todos su partidarios. Y la pedirán en las calles, obviamente.

Muchos manifestantes van a tener que ordenar bien sus agendas, eso sí, porque en su calidad de estudiantes, ecologistas, miembros de minorías sexuales, militantes, indigenistas y barristas, uf, van a tener que destinar jornada completa al tema.

Algunos lo lograrán.

Gonzalo Rojas Sánchez