A buscarlo dentro

Posted by Blogger on 2:15 PM
¿Porqué el malestar de tantos chilenos? Porque están mal.

Las personas, cuando están bien, sobrellevan diversos males, los integran a su buena condición básica e incluso los elevan a la calidad de bienes, porque al superarlos, acrecientan sus virtudes.

Lo sabe cualquier corredor: mientras se desplaza, los dolores y las fatigas van siendo asimilados y convertidos en endorfinas del alma y del cuerpo.

El que está bien lo pasa bien hasta con unas buenas dosis de mal.

Pero ¿y el que está mal? Ese, caramba que lo pasa cada vez peor. Se lo sufre todo, porque desviada la persona de sus fines naturales, convertida su vida diaria en sumatorias de egoísmo, sensualidad, violencia y soberbia, todo lo bueno que desde afuera se recibe, cae en un recipiente horadado. Se escapa, se pierde.

Se escapan los afectos familiares, cada vez más escasos ante una personalidad egoísta.

Se escapan los placeres honestos, cada vez más ajenos a la mentalidad hedonista.

Se escapa la paz generada por la alegría de los demás, porque tiende a alejarse de los odios y los rencores.

Se escapan la compañía y la comprensión, porque al soberbio hasta que lo compadezcan le resulta incómodo.

Y así, sin afectos ni agrados, sin paz ni comprensión, el que está mal se siente aún peor.

Para remediar sus males interiores, hay que buscar entonces justificaciones afuera. Para eso están Hidroaysén y Lavín, La Polar y Carabineros. Y lo que haga falta.

Gonzalo Rojas Sánchez