Sólo una aspiración

Posted by Blogger on 9:30 AM


       Gran parte de los que desfilan, se toman los locales o al menos están en paro, son estudiantes de educación superior.

       Gran parte de ellos argumenta, también, que la educación es un derecho. Y, como tantas cosas que se dicen en Chile, el eco lo hacen -lo hacemos-   los ciudadanos irreflexivos, repitiendo una y otra vez la consigna.

       Derecho. Vamos a la Constitución, entonces, si de normas positivas queremos hablar primero.

       Efectivamente la carta Fundamental consagra el derecho a la educación, así, en genérico, pero después consigna obligaciones para el Estado sólo respecto de la educación parvularia, básica y media, y paralelamente lo obliga a fomentar el desarrollo de la educación en todos sus niveles, lo que tácitamente incluye a la enseñanza superior. Fomentar

       Las restantes normas de derecho positivo evitan referirse a la educación superior como un derecho.

       ¿Y respecto del derecho natural? Por cierto que la naturaleza humana es indefinidamente perfectible y que, por lo tanto, bienvenida sea toda la formación que permita el más pleno desarrollo personal, pero de ninguna manera puede deducirse que es una exigencia humana natural el acceder a la plenitud educacional.

       Ni las normas positivas ni las naturales exigen del Estado, de la sociedad o de la familia -tampoco se lo exigen a cada persona como un deber correlativo a un derecho- que se garantice ni el pregrado en instituciones de educación superior, ni mucho menos el postgrado, ni obviamente, la formación en el extranjero gracias a una beca, y así sucesivamente.

       Porque si la educación superior fuera un derecho, no paramos hasta la obligación de garantizar el postdoctorado en Harvard a todo el que lo pida. Y, por cierto, gratis.

       La educación superior no es un derecho; es una deseable aspiración, es una posibilidad a la que, gracias a sus méritos y a las ofertas disponibles, acceden cada año más chilenos. Pero, nivel a nivel, hay que ganársela.

Gonzalo Rojas Sánchez
Categories: