¿Un malentendido?

Posted by Blogger on 1:18 PM
Si dos hombres de bien aparecen enfrentados ante la opinión pública sobre la veracidad de una actuación, caben sólo dos posibilidades: o hay un malentendido o uno de los dos no se ha portado tan bien.

El alcalde Cristián Labbé afirma que le comunicó al ministro Bulnes de antemano sobre sus medidas. "Yo le informé", indica en una fuente. "Llamé a La Moneda, las autoridades sabían lo que iba a hacer", informa en otra.

Por su parte, el ministro reaccionó: "Quiero desmentir categóricamente lo que señaló ayer el alcalde Labbé en cuanto a que él me habría informado del conjunto de decisiones que adoptó el día viernes", e insistió en que "jamás he sido informado por el alcalde Labbé que él pretendía cerrar los establecimientos de su comuna y excluir a alumnos que no son de la comuna de Providencia". Y desafió al alcalde para que aclare "cuándo tuvo lugar esa reunión personal que él postula, en qué contexto supuestamente habríamos tenido este diálogo y que dé todos los detalles que permitan dilucidar el contexto de esta supuesta reunión que no existió".

No corresponde.

El alcalde Labbé no parece haber afirmado que haya existido tal reunión personal, ni tal diálogo. Sus palabras han sido "llamé, informé, sabían", lo que ciertamente no implica que esté afirmando que hubo reunión ni diálogo. No lo dijo así, simplemente.

Cabe entonces, esta posibilidad, bastante sensata: que Labbé haya informado pero que no haya recibido ni acuse de recibo, ni respuesta. Procedió, entonces.

En ese nivel de malentendido  -si somos benignos para calificar la situación-   sólo cabe una reunión y un declaración pública y conjunta de ambos personeros.

Pero después de que el ministro Bulnes afirmara su intención de hablar con el alcalde, cambió de parecer, sosteniendo que no tiene planeado reunirse con el edil.

Paradojal, porque al mismo tiempo Bulnes afirmaba que tal como lo hicieron los secundarios esperaba que la Confech  se sumara "a esta voluntad de iniciar prontamente las mesas de diálogo".

Con los movilizados, sí; con el alcalde, no.

Gonzalo Rojas Sánchez
Categories: