Una demanda de cambio estructural

Posted by Blogger on 8:05 AM
Que no se quiera escuchar "nuestra demanda de cambio estructural que queremos para la educación", es el motivo por el cual la presidenta de la Fech comunica que han decidido no volver a sentarse en la mesa de diálogos.

Palabra por palabra.

"Nuestra". Lo planteado en realidad corresponde a los deseos de un porcentaje muy pequeño y autosegregado de quienes participan en los procesos educativos en Chile. Lo "nuestro" es mínimo en cantidad y porcentaje, aunque en las encuestas aparezca muy apoyado.

"Demanda". Una petición de los ciudadanos a sus gobernantes puede llamarse de diversas maneras, pero no pasa de ser un planteamiento sujeto a consideración, estudio y procesamiento por los caminos institucionales. Pero "demanda" en este caso significa para los movilizados simplemente "orden."

"Cambio". Es parte de las dos dinámicas obvias del acontecer humano: conservar y cambiar, en mutua complementación. Planteada como una exigencia unilateral, sin el contrapeso de la conservación, ese supuesto cambio es sólo "revolución". Obviamente eso caracteriza desde siempre a todas las izquierdas: abominan del cambio, aunque parecen idolatrarlo.

"Estructural". En las definiciones del marxismo, blando o duro, significa relaciones económicas de producción, aquel lugar donde se da primero la lucha de clases y la explotación. La educación es considerada una simple derivación superestructural de esas relaciones básicas.

"Educación". El proceso de obtención de lo mejor de la persona humana a través del cultivo de su razón y de su voluntad. Pero nada de eso  pretende la Confech, sino la transformación del sistema educativo en una función de la revolución estructural y superestructural. Marx y Gramsci, por añadidura.
Categories: ,