Esos "hombres nuevos".

Posted by Blogger on 8:27 AM
        El MAPU, a pesar de su pequeño tamaño, había tenido gran figuración e influencia dentro del gobierno de la UP. Pero, como toda pequeña "iglesia" de  vida joven, en marzo de 1973 las facciones que luchaban por contralar la organización se enfrentaron en lucha fratricida.
        Convocada el 7 de marzo una asamblea por el grupo de Jaime Gazmuri y Fernando Flores (en ese momento ministro de Economía de Allende), la mitad del Comité Central expulsó a un par de docenas de miembros, entre ellos el líder de la otra facción, Oscar Guillermo Garretón, recién electo diputado y ciertamente ausente, al no haber sido invitado a la reunión.
        Los miembros del grupo dominante se tomaron entonces la sede del partido y las oficinas de su radio, Candelaria. No fueron actos pacíficos: volaron los combos y las patadas entre los gazmuristas y algunos partidarios de la minoría expulsada. Una versión más audaz habla de botellazos y aceite hirviendo. Los defenestrados, siguiendo las viejas tácticas leninistas, decidieron por su parte expulsar de vuelta a Gazmuri y a su gente, e instalaron su nueva sede. Garretón con sus 29 años y Gazmuri con sus 28, mostraban así las características del "hombre nuevo."
        ¿Qué había provocado tamaña trifulca?
        Probablemente el Informe interno que había redactado  Garretón semanas antes y que criticaba duramente a su propio Gobierno, concretamente por la presencia de los militares y por la búsqueda de acuerdos con la DC. Allende se había molestado mucho con el texto, calificándolo como un conjunto de apreciaciones provenientes de un grupo que parecía que estuviera fuera de la UP, por lo que había llamado al MAPU a meditar fraternalmente sobre sus planteamientos y a deponer las discusiones intestinas en la UP. Había amenazado también con cesar a todos los mapucistas en los cargos de Gobierno.
        Gazmuri ciertamente había acogido la petición depuradora. Después de las expulsiones, declaró el 16 de marzo: "No se conquista el poder si en los momentos decisivos, cuando la lucha de clases se hace cada vez más intensa, cuando cada vez queda más claro que esta lucha es a muerte, la clase obrera no es capaz de darse una dirección única, un mandato único para enfrentar la guerra, una perspectiva estratégica y táctica lo más común posibleŠ; (por eso) nosotros compañeros, hemos destituido al compañero Garretón del cargo de secretario general por haberse prestado para encabezar a la fracción ultraizquierdista", en directa alusión a las afinidades de ese grupo mapucista con el MIR.
        Dos MAPU, el de Gazmuri más cercano al PC y el PR, y el de Garretón, más inclinado al PS, la IC y el MIR, le creaban un problema más de gobernabilidad a Allende.
        Eso llevó al mandatario a pedir formalmente a fines de marzo que se impusiera "la disciplina vertical para eliminar el espontaneísmo de algunos sectores." Además, con la confirmación de Flores como ministro, Allende ratificaba cuál había sido su opción en el conflicto mapucista.

Gonzalo Rojas Sánchez
Categories: