La elección de marzo del 73

Posted by Blogger on 12:47 PM
Las elecciones parlamentarias del 4.III.73 marcaron el principio del fin para la UP. Se elegían 25 senadores (la mitad del Senado) y 150 diputados (toda la Cámara). Un 20% de los electores sufragaba por primera vez. Fue una campaña verbalmente durísima,  con grandes concentraciones y con la triste consecuencia de seis muertos.

La CODE (PDC, PN, PIR, DR, PADENA) planteó su campaña como un plebiscito sobre la gestión de Allende. Buscaba obtener los 2/3 del Senado. La UP (PS, PC, MAPU, IC, PR, API) y la USOPO calificaron a las elecciones como un rutinario ejercicio democrático con el que buscaban mejorar la votación de la elección presidencial. A través de un documento del 5.II.73,  Allende había planteado que se debía construir un nuevo Estado para garantizar a los trabajadores y a todos los chilenos su poder económico y político. Proponía el establecimiento de un legislativo unicameral y una nueva constitución. Si la oposición, decía Allende, continuase con su tarea obstruccionista y de provocación "la revolución chilena se vería forzada a abandonar su camino democrático para abrazar la violencia física como instrumento."

La elección arrojó una clara victoria de la CODE, con el 54.7%, la llegada al Senado de Eduardo Frei y Sergio Onofre Jarpa, y  a la Cámara, de Hermógenes Pérez de Arce. Frei afirmó: "Es un claro mandato para que Allende cambie sus políticas gubernamentales". La UP obtuvo sólo el 43.4%, con lo cual bajó significativamente respecto de la elección de 1971 (municipal) pero mejoró la votación presidencial y su resultado en las parlamentarias de 1969. Por eso, Allende afirmó: "No hay precedentes en la Historia de Chile de que un gobierno mejore su votación presidencial en la primera elección parlamentaria." Era su aparente salvavidas, porque la UP subía 2 asientos en el Senado y 6 en la Cámara. El Senado quedaba con 30 para la CODE y 20 para la UP, mientras que la Cámara se integraría con 87 de la CODE y 63 de la UP.

La posibilidad de acusar constitucionalmente a Allende por haber "infringido abiertamente la Constitución y las leyes" se perdía, porque "la declaración de culpabilidad deberá ser pronunciada por las dos terceras partes de los senadores en ejercicio."

Las reacciones desde la UP fueron de manejo comunicacional de la derrota y de agresivas amenazas. La Comisión Política del PS afirmó: "El pueblo chileno ha ganado otra batalla, pero no la guerra. La reacción y el imperialismo han fracasado una vez más, pero viven aún. (Š) Llamamos a permanecer alerta, en pie de combate para que todos unidos, Pueblo y Gobierno, volvamos a derrotar a la derecha y al imperialismo que propicia nuevas acciones contrarrevolucionarias" (6.III.73). Y Luis Corvalán,  a nombre del PC, declaró: "Sería simplificar el problema si dijéramos que el logro de nuestros objetivos revolucionarios es una cuestión de votos. No. Jamás hemos considerado que la vía de la revolución chilena es una vía exclusivamente electoral. Es un camino de constantes enfrentamientos, de aguda lucha de clases y en el cual lo fundamental es la movilización, el combate de las masas y la creciente elevación de su conciencia revolucionaria" (El Siglo, 29.III.73).

El 18.VII.73 se hizo formalmente la denuncia de fraude electoral. La Facultad de Derecho de la PUC, a través de Jaime del Valle, Decano, con los datos de los ingenieros Eduardo Arriagada y  Santiago Morán,  estimó  entre 200 y 300 mil los votos fraudulentos. El mismo Carlos Prats había declarado el 5.III.73: "El sistema electoral chileno ya no resiste una nueva elección."

Había habido inscripciones múltiples el último día con domicilios falsos (viviendas sin número, sectores rurales, parques) electores que suplantaron a otros, y acarreos de esas personas en buses y camiones fiscales y municipales. Las nuevas inscripciones desde 1971 debieron ser máximo 580 mil y en realidad fueron 820 mil.  En las mesas de inscripción antigua, los resultados fueron 62% para la CODE  y 38% para la UP, mientras que en las que recibieron inscripciones entre 1.IX.72 y el 3.XI.72, la votación se distribuyó por mitades.

La derrota de la UP habría sido, en realidad, mucho más evidente si se hubiera actuado con honradez.

Gonzalo Rojas Sánchez
Categories: