Una Toma al detalle

Posted by Blogger on 9:32 AM
La Directiva de la Confech aparece casi siempre representada por Vallejos y Jackson. Son su caras visibles.

Pero 14 de las 25 Federaciones que integran esa organización están en manos de grupos que ni responden al PC de Vallejos ni al Concertacionismo de Jackson.

Sus realidades son casi ignoradas; sus métodos apenas percibidos, aunque quienes tienen contacto directo con esas 14 Federaciones ya los conocen de cerca.

Un caso concreto ilustra bien esa situación.

Es la P. Universidad Católica de Valparaíso. Su Casa central fue tomada hace ya 12 semanas; casi todas sus sedes restantes están también bajo régimen de toma, con apenas tres excepciones.

¿Quién manda dentro de esos recintos?

Dos grupos articulan a las pocas decenas de alumnos que tienen privados de enseñanza a muchos miles.
Son los Autónomos y La Corriente. Aunque ciertamente se reconocen como marxistas, no es fácil catalogarlos como trotskistas, anarquistas o maoístas, pero ambos reniegan de las JJCC por igual, a las que consideran burguesas y cuya presencia en la PUCV es mínima.

Juntos, aquellos dos grupos controlan casi 30 centros de alumnos de esa universidad, y aunque se tienen poca simpatía entre sí, aúnan fuerzas para mantener la toma y el rechazo a toda negociación. Los Autónomos prefieren el plebiscito nacional para avanzar en su lucha; La Corriente desprecia esos métodos formales y va por más radicalidad.

Funcionan así: cada vez que se produce lo que ellos llaman "un avance" (es decir un anuncio del Gobierno o de la rectoría de la PUCV) convocan al consejo de presidentes al interior de la toma y votan si consideran que el avance es satisfactorio o no.

Hasta ahora, nunca han otorgado ese carácter a proposición alguna que venga de La Moneda o de rectoría.

Si sucediera que estiman satisfactorio un avance, entonces   -y sólo bajo aquella condición-    pondrían en votación la suspensión de la toma, cosa que obviamente no ha sucedido hasta ahora.

Paralelamente funciona la Comisión Acción, de carácter secreto, y que es convocada cuando los ocupantes estiman que debe radicalizarse el movimiento, lo que hicieron el viernes pasado al saber que el rector Elórtegui convocaría a retomar el semestre, a partir  del lunes 22.

Y así lo comunicó la autoridad. Anunció por carta que "se reiniciarán las actividades docentes, en conformidad a las convocatorias que cada unidad académica realizará y en coordinación con los profesores de cada asignatura."

Pero la toma sigue.

Las marchas por la Alameda ocultan el microclima real de cada universidad.

Gonzalo Rojas Sánchez