Ver para creer

Posted by Blogger on 4:57 PM
  En el patio central de la P. Universidad Católica de Chile  -conocido como el patio del Papa, por la magnífica escultura dedicada a Juan Pablo II-    se instalaron un presbiterio, un  altar y un escenario para muchos cientos de personas.

Fue el cardenal Cañizares, Prefecto de la Congregación para el Culto divino, quien celebró la Santa Misa para los jóvenes que iniciaron el jueves 3 de enero, desde Santiago, sus trabajos en muy distintos lugares del país.

Esa misma tarde, durante varias horas, los avisos los animaban a hacer adoración ante el Santísimo Sacramento, en un patio contiguo, o a acercarse al sacramento de la confesión, en las diversas capillas del Campus. En el recinto donde se encontraba Jesús sacramentado, pude comprobar cómo cientos de alumnos ponían sus afanes de servicio en las manos del Dios hecho hostia.

Locura total. Incomprensible para los periodistas progre, que, por cierto, no estaban presentes; dato desechable  para la mayoría de los políticos, que siguen pensando en los jóvenes sólo como potenciales brigadistas; sorpresa incluso para aquellos animadores parroquiales que estiman que lo único que importa es el compromiso social, aunque lo realicen una manga de incrédulos promiscuos.

Pocos días atrás, publicaba un ilustre profesor universitario chileno su ensayo sobre el fin del cristianismo; y, contemporáneamente, una gurú   -sin costo por ahora-   comunicaba sus predicciones relativas al comienzo de la Nueva Era.

Patrañas. Sí, mentiras, noticias inventadas, farsas.

Quien prefiera creerle a aquellos agoreros, ciertamente no podrá resistir mirarle la cara a los jóvenes que confiesan su fe. La que manifestaron ante Benedicto en Madrid; la que reiterarán ante Benedicto en Brasil. La que practican en Chile, por todo Chile.

Gonzalo Rojas Sánchez
Categories: ,